Equilibrium: “Un ratio de mora por encima de 8% compromete solvencia de microfinancieras”

08:26 23 Junio, 2015

Debido a la desaceleración de la economía, todo el sistema financiero nacional ha visto aumentar su tasa de morosidad. En el caso de las microfinancieras, Leyla Krmelj, jefa de Análisis Financiero de Equilibrium Clasificadora de Riesgo, estimó que si el rango de mora supera el 8% de la cartera de créditos se está comprometiendo la solvencia de las entidades especializadas.

“La mora ha venido creciendo en toda la industria desde 2013. Para nosotros un ratio de mora por encima de 8% ya compromete la solvencia de las microfinancieras. Hoy, en promedio, vemos en las entidades, sin considerar las cajas rurales, que están por debajo de eso, pero si lo analizamos de forma individual ya se tienen ratios de morosidad por cartera atrasada por encima de 8%, siendo más preocupante el caso de las la cajas rurales, donde la mora llega al 13.5%”, sostuvo la analista durante su exposición en el 7° Congreso Nacional de Microfinanzas, organizado por CMS.

Explicó que en Equilibrium incorporan al cálculo de la mora los castigos y los refinanciamientos, con lo cual el ratio real de mora, al primer trimestre de 2015, es de casi 12%, y no el 6.5% que solo mide la cartera atrasada. “¿Qué pasa con los castigos? Es una práctica normal, pero se convierte en un problema cuando representa un porcentaje muy alto de las colocaciones. Las cajas rurales muestran los mayores inconvenientes, le siguen las financieras, las cajas municipales y las Edpymes. La tendencia es creciente”, sostuvo Krmelj.

Vistazo al sector

La analista de Equilibrium mencionó que en el país hay 76 entidades especializadas en la colocación de créditos a la micro y pequeña empresa, de los cuales 34 son instituciones no reguladas (15 cooperativas). Dentro de las reguladas se encuentra un banco especializado, nueve financieras y todas las cajas municipales, rurales y las Edpymes.

Mencionó que la participación de las entidades microfinancieras en todo el sistema financiero es del 13% del total de colocaciones a nivel nacional. Señaló que las cajas municipales tienen una participación de 40% en el sector microfinanciero, lo cual puede resultar preocupante.

“En industrias como esta, el hecho de tener algunos jugadores con cuotas muy grandes de mercado generan ciertos riesgos. ¿Qué pasa si una de estas entidades presenta deterioro en sus indicadores? Eso va a afectar al resto de industrias. Por ejemplo tenemos dentro de las cajas municipales una gran participación de las tres principales con casi el 50%. ¿Qué pasa si una de ellas sufre deterioro? Si algo pasa con estas entidades de cuota grande, se podría originar hasta riesgo sistémico”, advirtió.

Krmelj comentó que esta situación también se observa en las cajas rurales, en las microfinancieras y en las Edpymes. “Es un riesgo latente que nos lleva a hablar sobre la necesidad de compras y fusiones en la industria para tratar de ser más competitivos. Pero debe ser una operación que tenga como finalidad agregar valor: incrementar el tamaño, bajar el costo del fondeo, mayor escala, mejora tecnológica, etc.”, manifestó.

Otros tiempos

En otro momento, la analista consideró muy complicado que el segmento microfinanciero vuelva a mostrar tasas de crecimiento de dos dígitos en sus colocaciones. “Desde el 2013, el avance a dos dígitos ya no se da y la razón principal es la desaceleración económica, además de parámetros más rigurosos al momento de colocar con el fin de controlar la morosidad”, refirió.

Sin embargo, consideró que las actuales tasas de crecimiento de entre 8% y 9% todavía resultan atractivas para el negocio microfinanciero, lo cual se refleja en el ingreso de nuevos jugadores al sistema local. Dijo también que los préstamos más afectados, por sectores, son los hipotecarios y la mediana empresa. En este último caso, dijo que es preocupante que algunas entidades tengan alta exposición de sus créditos.

“La tasa de crecimiento de la cartera ha sido mayor que el número de deudores: 8.5% versus 4.3%. Eso general que el crédito promedio por deudor se incremente, si eso sucede hay mayor riesgo de deterioro de la cartera”, concluyó.

(Por Rudy Eric Palma)

Comparte en: