Empresas pueden mejorar rentabilidad de viajes corporativos

17:5620 Septiembre, 2017

A menudo, los viajes son una parte fundamental de muchos negocios, con independencia de su tamaño o sector. Los líderes empresariales son conscientes del valor que entraña desplazarse y celebrar reuniones cara a cara, a pesar de su coste. El reto consiste en cuantificar el valor de los viajes para garantizar que las compañías y los ejecutivos que viajan puedan sacar el máximo partido de estas inversiones.

El nuevo estudio de LSE (London School of Economics), encargado por Amadeus, explora cómo las empresas pueden llegar a comprender mejor sus programas de gasto en viajes (T&E, por sus siglas en inglés), y mejorar así la rentabilidad de la inversión.

Con el título Managing Every Mile («Gestionar cada milla»), este estudio presentado hoy desvela que la gestión proactiva de los programas de viajes, aplicando las mejores prácticas y tecnología automatizada, permite a las empresas ahorrar dinero, aumentar la satisfacción de los empleados y proporcionar una mejor asistencia en cada milla recorrida.

 

Algunas de las recomendaciones principales que se extraen del informe son:

_             Los programas de gastos en viajes deben concordar con las prioridades estratégicas del negocio: El estudio identifica seis ejes estratégicos para abordar la gestión del gasto de estos programas: crecimiento, minimización de costes, eficiencia operativa, productividad del empleado, mitigación de riesgos e información y análisis de la gestión. Estas prioridades suelen estar vinculadas con distintas áreas, pero los directivos consultados coincidieron en que las empresas solo sacarán el máximo partido de su inversión en viajes cuando todos sus objetivos estén alineados.

_             El gasto no es el único modo de gestionar las necesidades de viaje: Dos tercios de los directivos afirmaron que el proceso de gestión de gastos causa frustración a los usuarios y molestias administrativas a la dirección. La ausencia de buenas prácticas en las etapas iniciales del proceso de gestión del viaje, en particular durante las reservas y su aprobación, repercute en la experiencia de los viajeros e incrementa la complejidad de la fase de tramitación de los gastos.

_             La tecnología desempeña un papel esencial a la hora de aplicar buenas prácticas en la gestión de los programas de viajes: Los directivos son claramente conscientes de la contribución revolucionaria de la tecnología a la hora de aprovechar al máximo las ventajas de los programas de viajes. Alrededor del 60% de los directivos encuestados señaló que estaba considerando realizar cambios en sus sistemas informáticos y de programas de viajes en los próximos tres años para facilitar una mejor gestión de los gastos de estos programas, en vez de aplicar estrategias centradas en el control de costes.

Alexander Grous, profesor del departamento de Medios y Canales de Comunicación en LSE y autor del informe, comentó: «Las empresas deben implementar un marco integral para la gestión del gasto de los programas de viajes si desean obtener el máximo rendimiento de su inversión. El marco que hemos diseñado identifica cinco etapas principales, todas cimentadas en la tecnología: financiación estratégica, compra, apoyo y asistencia al viajero, gestión de gastos y análisis y respuestas. Si se implementan buenas prácticas en cada una de estas fases, las empresas lograrán optimizar la gestión del gasto de los programas de viajes y garantizar una rentabilidad máxima, a la vez que propician una eficacia operativa mejorada y una mayor satisfacción de los empleados».

Arlene Coyle, CCO Corporate Solution Sales y Marketing of Business Travel de Amadeus, explicó: «Los grandes catalizadores sociales, tecnológicos y económicos están transformando los viajes de negocio. Estamos presenciando cómo cambian las necesidades de los viajeros y la naturaleza de los espacios laborales, de modo que requieren un dinamismo y flexibilidad mucho mayores en cuanto a la gestión de los viajes».

Y añadió: «Si bien no existe una solución única, este estudio revela diversas oportunidades para mejorar la rentabilidad de la inversión en viajes, en especial a través de un aumento del uso de la tecnología. Además, al actuar más allá de los costes y centrarse en lo que los viajeros quieren o necesitan, en cómo debe tramitarse la reserva y en el efecto que esto tiene sobre la productividad y el compromiso, las empresas pueden conformar mejor sus programas de viajes y crear mejores itinerarios para sus viajeros».

Para descargar una copia del informe, visite www.amadeus.com/managing-every-mile.

Comparte en: