Emprendimientos que apuestan por la inclusión social estuvieron en Emprende PUCP

11:35 6 Noviembre, 2017

La gastronomía y la industria textil son herramientas de inclusión social. Cynthya Rodríguez, gerente general de Empanacombi, Thomas Jacob, gerente de Pietá y Carlos Álvarez Osorio, director de la Asociación dignidad humana y solidaridad, integraron el panel de emprendimiento sociales que se desarrolló en el marco del Emprende PUCP 2017.

La inserción laboral de personas con discapacidad es la oportunidad que Cynthya Rodríguez brindó a 120 colaboradores a través de su emprendimiento Empanacombi, una tienda food truck que ofrece empanadas con 9 tipo de rellenos.

“Los empresarios tienen muchos prejuicios hacia las personas con discapacidad porque piensan que no son productivas o que no van a rendir. Pero nosotros les demostramos que no es así. Una persona con discapacidad que labora en un buen clima laboral puede rendir incluso más que cualquier colaborador”, opinó Rodríguez.

Hasta la fecha, Empanacombi permitió que 9 mil consumidores vivan una experiencia especial al conectarse con personas con algún tipo de discapacidad. Rodríguez contó que la mitad del personal con el que labora tiene un diagnóstico de discapacidad.

“Ganamos un concurso de la Fundación Romero y abrimos un punto de venta en el Centro Comercial Open Plaza. Desarrollamos un nuevo formato de empanadas horneadas y con esto entramos a Repsol. Estamos en 14 puntos de venta y este año planeamos estar en 71 tiendas del grifo”, aseguró.

Reclusos y el emprendimiento

En otro momento, Carlos Álvarez Osorio, director de la Asociación dignidad humana y solidaridad, comentó que el CIDE PUCP y el Instituto Dealoto capacitaron a cientos de reclusos en temas de emprendimiento y confección de indumentaria, respectivamente.

“El Estado ha declarado en emergencia al INPE y ha dado una oportunidad para cambiar la ley. Una de las cosas que se ha logrado es la creación del proyecto Cárceles productivas y están invitando a empresas que quieran tomar un taller para confeccionar ropa”, comentó.

De otro lado, Álvarez Osorio informó que en el penal Castro Castro 2600 internos, más de la mitad del total de reclusos, colaboran en los talleres que ofrece la asociación que encabeza.
“Los reclusos son gente excluida, seres despreciados y con poca formación (…). En el penal de San Juan de Lurigancho hay 1200 reclusos trabajando en cerámica”, comentó.

Rentabilidad

Pietá es otro emprendimiento que apoya a internos de las cárceles de Lima liderado por Thomas Jacob, quien explicó que 30 internos de las prisiones San Pedro y Santa Mónica confeccionan camisetas, chaquetas y pantalones de estilo urbano.

“Siempre pienso en la rentabilidad de la empresa porque sin dinero no hay crecimiento no solo en los emprendimientos sociales (…). Creo que debemos ser perseverantes, al inicio no es fácil, pero si algo te apasiona y sientes que estás hecho para hacerlo tienes que trabajar por ello”, recomendó.

(Por Nicol León Arge)

Comparte en:

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Completa la operación *

SIGA LEYENDO