El deseo por buscar alianzas estratégicas y regular a las fintech

17:1920 Octubre, 2017

En el IV Foro Nacional de Educación e Inclusión Financiera, evento que fue organizado por la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc), se llevó a cabo un conversatorio sobre la Estrategia Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), en el que participaron destacados especialistas del sector.

Eduardo Morón, presidente de la Asociación Peruana de Empresas de Seguros (Apeseg), indicó que no sólo es importante que haya innovación dentro de la industria sino también fuera, pues recordó que el mundo financiero ahora compite con las fintech.

“Y todo eso también compite con los productos tradicionales de aseguramiento, así que te ves en la obligación de mostrar lo tuyo y demostrar que funciona mejor, ya que no todo lo novedoso o tecnológico funciona bien en eventos sistémicos”, expresó.

Agregó que su institución está en el reto de hacer todo online y con productos lo más simples posible, para captar la atención de los usuarios. Y para conseguirlo comentó que están trabajando en quebrar unos bloqueos regulatorios y agilizar así las transacciones.

Mientras que Jorge Delgado, presidente de la Asociación de Instituciones de Microfinanzas del Perú (Asomif), indicó que las instituciones deben innovar constantemente en la parte tecnológica, es más, señaló que las fintech han hecho una disrupción y han puesto en evidencia que se deben acelerar los procesos.

Aunque, añadió que considera que las fintech deben ser reguladas y recordó que actualmente la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) se encuentra desarrollando este proceso, porque estas nuevas tecnologías financieras manejan bases de datos o se cuelgan de diferentes instrumentos digitales.

“También creo que hay que buscar alianzas estratégicas con las fintech, ya que lo más importante es la confianza que tendrá al final el cliente, quien sabe que en una institución financiera tiene con quien conversar, mientras que las fintech son sólo plataformas tecnológicas”, acotó.

En tanto, Martín Naranjo, gerente general de Financiera Confianza, comentó que le parece interesante el sistema de las fintech; pero, agregó que donde están sus principales clientes no hay señal telefónica ni de internet, por lo que los asesores de negocio tienen que trasladarse hacia zonas rurales de difícil acceso, llevando total la transaccionalidad de la institución.

Pero eso no quiere decir que esta institución financiera esté al margen de la tecnología, pues manifestó que también cuentan con servicios digitales para quienes se encuentran en las zonas urbanas, por lo que no excluye la posibilidad de acercarse más a las fintech en el futuro.

Más vale prevenir…

En otro momento, el titular de Apeseg habló sobre la escalabilidad y la estandarización, y dijo que son dos puntos críticos en el mundo de los microseguros, pues cree que un producto con 1,000 o 2,000 clientes no puede funcionar, y añadió que lamentablemente a veces deben pasar sucesos inesperados, como el fenómeno El Niño Costero, para que la gente recién piense en estar asegurada ante posibles catástrofes.

De paso, cuestionó que el Gobierno no incentive una mayor cultura por los seguros y que se limite a donar casas a quienes lo perdieron todo por causa de los desastres naturales. “Entró Carlos Bruce como ministro de Vivienda y ahora ya tenemos en los diarios las primeras páginas con fotos de la gente feliz con las casas que les han dado, y eso es realmente terrible, pues el Gobierno debería preocuparse por la parte pública en general y le pedimos que le dé espacio a los productos (de seguros) para que puedan ser masivos y se genere un mercado”, cuestionó.

El presidente de Asomif respaldó a Morón y expresó que ahora se ha incrementado el número de personas que desean adquirir un seguro, ya que no quieren volverse a quedar en la calle tras haber padecido la furia del fenómeno El Niño Costero.

También recomendó cambiar el nombre de microseguros, ya que consideró que la palabra micro se refiere a algo pequeño y él es de la opinión que en todo caso se debería hablar de un sistema de cobertura.

“Estamos minimizando a las personas. Además, para que los seguros se vendan hay que tangibilizarlos, la gente primero los debe conocer y probar para saber si les conviene, pues de lo contrario sólo van a comprar los seguros que son obligatorios como el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT)”, advirtió.

Finalmente, el gerente general de Financiera Confianza mencionó que respecto a sus productos de seguros, el 85% de sus clientes pymes tienen una cobertura, ya que en el 2016 se inició una campaña de aseguramiento ante la posibilidad de que se desate un fenómeno El Niño; pero, este fue moderado; sin embargo, esto les ayudó cuando llegó el Niño Costero durante el verano pasado.

“Además, les ofrecemos productos simples, ya que si fueran complejos nadie los adquiriría, esa es una buena estrategia de mercadeo”, puntualizó Naranjo.

(Por: Bruno Bartra Bazán)

Comparte en: