Danper: En Perú no hay centros de investigación que den soporte a la agroindustria

18:44 30 Octubre, 2017

Rosario Bazán, CEO de Danper, aseguró que el Fenómeno del Niño Costero originó que el sector agroexportador tenga “un pobre desempeño de los principales pilares de la competitividad”.

“Estamos hablando de que seguimos teniendo niveles bajos de desarrollo de capital humano. Es difícil crecer en un sector que demanda un capital humano calificado cuando carecemos de oportunidades de educación”, sostuvo Bazán en el marco del XI Foro “Liderazgo empresarial basado en la innovación”, organizado por El Comercio y El Dorado.

Pese al impacto del Fenómeno del Niño Costero, Bazán resaltó que están cultivando distintos tipos de productos que les permitirán aprovechar oportunidades en el mercado internacional.

“En el 2017, a pesar de haber sufrido las consecuencias del Fenómeno del Niño Costero, está siendo un año con mayor producción de alimentos no tradicionales y esto se debe a la capacidad innovadora de las empresas”, comentó.

Otro causa que impide el crecimiento del sector en el que se desarrolla Danper es la ausencia de aeropuertos internacionales en el país.

“Solo contamos con un aeropuerto internacional. Para transportar los espárragos, alcachofas y uvas debemos enviarlos vía terrestre desde La Libertad, Lambayeque y Piura hacia el único puerto. Esto ocasiona altos costos para las empresas y un atraso en el transporte”, detalló.

En ese sentido, refirió que la desaceleración económica afectó a la agroindustria porque impidió la ejecución de proyectos de infraestructura e irrigación que el sector demanda.

La innovación como solución

En otro momento, Rosario Bazán destacó que a través de la importación de tecnología se logró construir canales de riego que posibilitaron el acceso de las aguas del río Santa a tierras desérticas convirtiéndolas en fértiles.

“Por primera vez hay miles de hectáreas de desierto que son regadas por canales innovadores. La innovación no es solamente crear productos sino adaptar tecnologías que importamos”, señaló.

En ese sentido, comentó que el riego tecnificado que su empresa importó de Israel impulsó el desarrollo de la agricultura de precisión, una forma de otorgar a los cultivos las dosis necesarias de agua y otros insumos.

Además, agregó que el poco contacto entre las empresas y las universidades origina que estas importen tecnología.

“En el Perú no hay centros de investigación que den soporte a la agroindustria. Además hay poco contacto con las universidades”, aseguró.

De otro lado, la CEO de Danper contó que mediante la innovación su empresa aprovechó el excedente de la producción de alcachofas y espárragos para exportar salsas naturales a mercados donde valoran este producto.

“Por día producimos 150 millones de kilos de alcachofa. Aprovechamos que en Estados Unidos, Asia y Europa valoran las salsas naturales para empezar a producirlas con el excedente de nuestros cultivos”, señaló.

(Por Nicol León Arge)

Comparte en:

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Completa la operación *

SIGA LEYENDO