Liderazgo Consciente

por Andrea Sydow

Es consultora internacional en comunicación para desarrollar el liderazgo en emprendedores. Es coach certificada y facilitadora autorizada para impartir ceremonias y talleres de Perdón Radical en alemán, español, portugués e inglés.

En su curso para Líderes Conscientes logra despertar el emprendedor en ti, mostrando la calidad y fortaleza que desde ya tienes en tus manos y que quizás hayan juntado polvo y estén un poco desordenadas. Durante el curso revelas los recursos, calidades, capacidades y talentos que ya están en tus manos y a tu disposición.

Andrea, que desde febrero de este año colabora con Gan@Más, te hace ver que tu vida y tus emprendimientos son más fáciles y ligeros de lo que crees. Tus emprendimientos no tienen que ser cuesta arriba. ¿Exigen tu concentración, tu enfoque, empeño, compromiso y dedicación al 100%?. Sin embargo, es todo más fácil y sencillo de lo que crees.

El taller para Líderes y Emprendedores Conscientes incrementa tu nivel de energía, ya que operando con una energía más elevada y sintiéndote mejor actúas de forma diferente.

Ver más articulos de esta columna

Un servicio genuino no tiene precio

12:03 12 Octubre, 2014 /

Por: Andrea Sydow

Entreno líderes y en especial me interesa todo aquello que fomenta la vitalidad, de personas, empresas y relaciones. Lo que es vital se expresa de forma auténtica. Esto nos permite conectar de manera genuina y entregar buenos servicios teniendo como resultado clientes satisfechos. Lo que a su vez repercute en el éxito que generamos como emprendedores.

Ser profesional no es ser un robot. Ser profesional conlleva ser competente, eficiente y cumplir con la palabra, factores que repercuten en los resultados que entregamos. Sin embargo no nos debemos olvidar de crear relaciones genuinas con nuestros clientes, seamos autónomos o parte de una multinacional.

Brindemos servicios a clientes externos o internos como por ejemplo otro departamento dentro de la empresa o un jefe. La estructura eficiente de un servicio al cliente no deberia excluir que cada atención brindada se diriga de manera humana a la necesidad de una persona en concreto.

Conocemos los desesperantes momentos colgados del teléfono escuchando una y otra vez melodías mecanizadas, esperando que nos atienda una persona de carne y hueso, hartos ya de voces sintetizadas e instrucciones automatizadas.

La fidelidad del cliente tiene su semilla en el servicio personalizado y genuino de una empresa. Es la satisfacción que el cliente siente, cuando su necesidad específica ha sido suplida, que lo lleva a hacerse embajador voluntario de una marca o un servicio.

Para ambos lados las relaciones genuinas son satisfactorias. Tanto para la persona que brinda el servicio como para la que lo recibe.

Relaciones genuinas dejan espacios para sorprender al cliente. Si la empresa se mueve por las redes sociales tiene oportunidades diarias de interactuar de manera genuina con sus clientes. Recientemente un renombrado diseñador canadiense comentó por twitter que ladrones habían forzado la puerta de su coche y entre otras cosas habían robado unos cupones que le daban un descuento a la hora de comprar su yogur favorito. Como había mencionado la marca del yogur en el mensaje, esta queja llamó la atención de la empresa. Para sorpresa del diseñador la empresa de yogures le pidió su dirección para poder reemplazarle los cupones robados y enviárselos por correo.

A la empresa esta sorpresa costó unos pocos minutos y otros tantos céntimos para despachar la carta. Sin embargo es una empresa con un servicio al cliente inteligente. Tiene a un responsable que monitorea las redes sociales. No tan solo en el afán de incrementar ventas. Lo que la empresa busca son oportunidades de ser genuinamente humana e inteactuar en diálogos genuinos.

El resultado de la interacción entre la empresa de yogures y el diseñador es un cliente sorprendido y más que satisfecho. El diseñador compartió la historia con sus 10.000 seguidores en twitter y con otras 10.000 personas más de su listado haciendo una promoción impagable para la empresa de yogures.

El boca a boca siempre ha sido la mejor forma de publicidad para cualquier producto o servicio. Las redes sociales son la plataforma ideal para recomendar productos o destrozar la reputación de una empresa que brinda mal servicio.

Hoy en dia los clientes ya no son más meros consumidores de productos y servicios. Son partners, co-creadores, embajadores, evangelistas y miembros de la tribu que interactúa en las redes sociales. Los clientes ya no quieren tan solo comprar cosas sin pensar. Quieren generar relaciones con empresas y marcas que deciden apoyar. ¿Cómo su empresa invierte en esta relación?

Comparte en:

Artículo publicado para la columna: Liderazgo Consciente

Ver + columnas

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Completa la operación *