Liderazgo Consciente

por Andrea Sydow

Es consultora internacional en comunicación para desarrollar el liderazgo en emprendedores. Es coach certificada y facilitadora autorizada para impartir ceremonias y talleres de Perdón Radical en alemán, español, portugués e inglés.

En su curso para Líderes Conscientes logra despertar el emprendedor en ti, mostrando la calidad y fortaleza que desde ya tienes en tus manos y que quizás hayan juntado polvo y estén un poco desordenadas. Durante el curso revelas los recursos, calidades, capacidades y talentos que ya están en tus manos y a tu disposición.

Andrea, que desde febrero de este año colabora con Gan@Más, te hace ver que tu vida y tus emprendimientos son más fáciles y ligeros de lo que crees. Tus emprendimientos no tienen que ser cuesta arriba. ¿Exigen tu concentración, tu enfoque, empeño, compromiso y dedicación al 100%?. Sin embargo, es todo más fácil y sencillo de lo que crees.

El taller para Líderes y Emprendedores Conscientes incrementa tu nivel de energía, ya que operando con una energía más elevada y sintiéndote mejor actúas de forma diferente.

Ver más articulos de esta columna

Sus valores y su estado de ánimo mejorarán sus negocios

10:32 22 Junio, 2015 /

Por: Andrea Sydow

Los medios de comunicación nos sugieren que el mundo es un enorme escenario en el cual los grandes juegan como en un tablero de ajedrez. Los grandes capitales están al mando de la economía, de la política y de los mismísimos medios de comunicación. Como lectores podemos llegar a la conclusión errónea de que somos meros espectadores o hasta víctimas de las grandes jugadas.

Un segundo vistazo a los acontecimientos nos revela otra realidad. He tenido la oportunidad de trabajar para empresarios de la industria automovilística europea. Entre bastidores he vivenciado como un proyecto se desplomó ante mis ojos. Contratos y plan de negocios estaban bien elaborados. Los que no se soportaban eran los socios y fue lo que aniquiló el negocio. También he vivenciado el caso contrario: un desenlace favorable a causa de la buena relación personal entre las personas involucradas.

He tenido el honor de participar en un seminario del instituto de ciencias políticas de la Universidad Libre de Berlin con Hans-Dietrich Genscher, el que fue Ministro de Relaciones Exteriores Alemán cuando cayó el muro de Berlín. El ministro dijo que si los hombres de estado involucrados en las negociaciones de la reunificación alemana no se hubieran entendido tan bien, a nivel personal, el transcurso de las negociaciones hubiera sido otro, menos favorable. Ambas experiencias me confirmaron lo que suponía: no importa la envergadura de las decisiones a ser tomadas en este gran tablero de ajedrez, si las personas involucradas no sintonizan, no hay modo de generar buenos resultados.

¿Qué significa esto para un emprendedor? Significa que no debemos subestimar la influencia que nuestros valores, nuestra actitud y nuestro estado de ánimo tienen sobre nuestros emprendimientos. Para evaluar la influencia que tenemos sobre nuestro entorno podemos cuestionarnos con tres preguntas.

¿Tengo consciencia de la relación que hay entre mis valores, mi estado de ánimo y la calidad del servicio que brindo? Al elaborar resúmenes ejecutivos y planeamientos estratégicos corremos el riesgo de tan solo enfocarnos en su viabilidad económica y técnica desconsiderando el impacto ambiental y social de nuestro emprendimiento. Sin embargo, nuestra actitud al crear y brindar un servicio repercute enormemente en las personas que disfrutan del mismo.

Asimismo, debemos evaluar la repercusión que nuestros valores tienen sobre el equipo que trabaja con nosotros. ¿Tengo consciencia de cómo mis valores y mi estado de ánimo repercuten en el estado de ánimo y en el rendimiento de mi equipo? Hay ambientes favorables para el crecimiento y hay ambientes que no lo son. Ambientes desfavorables no se generan por sí solos ni son casualidad. Hay elementos que los envenenan. Temas personales sin resolver, juicios, prejuicios y valores que menosprecian a personas y recursos naturales inhiben cualquier creatividad y crecimiento. Esto no afecta solamente al equipo. Repercute también en el medio ambiente.

La última pregunta nos hace tomar consciencia de que no estamos a la merced de lo que nos parece dictar el entorno. ¿Tengo consciencia de que puedo crear intencionalmente un buen ambiente de trabajo, un equipo creativo y efectivo y servicios de alta calidad? Esta toma de consciencia es urgente desde el momento de la gestación de un emprendimiento. Es la calidad de nuestros valores la que va a definir el despliegue económico, tecnológico, social y ambiental de un negocio. Sobre todo va a definir si este negocio aporta un valor saludable a la sociedad o no.

Comparte en:

Artículo publicado para la columna: Liderazgo Consciente

Ver + columnas

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Completa la operación *