Liderazgo Consciente

por Andrea Sydow

Es consultora internacional en comunicación para desarrollar el liderazgo en emprendedores. Es coach certificada y facilitadora autorizada para impartir ceremonias y talleres de Perdón Radical en alemán, español, portugués e inglés.

En su curso para Líderes Conscientes logra despertar el emprendedor en ti, mostrando la calidad y fortaleza que desde ya tienes en tus manos y que quizás hayan juntado polvo y estén un poco desordenadas. Durante el curso revelas los recursos, calidades, capacidades y talentos que ya están en tus manos y a tu disposición.

Andrea, que desde febrero de este año colabora con Gan@Más, te hace ver que tu vida y tus emprendimientos son más fáciles y ligeros de lo que crees. Tus emprendimientos no tienen que ser cuesta arriba. ¿Exigen tu concentración, tu enfoque, empeño, compromiso y dedicación al 100%?. Sin embargo, es todo más fácil y sencillo de lo que crees.

El taller para Líderes y Emprendedores Conscientes incrementa tu nivel de energía, ya que operando con una energía más elevada y sintiéndote mejor actúas de forma diferente.

Ver más articulos de esta columna

Motivación inteligente

21:45 20 Febrero, 2017 /

Por: Andrea Sydow

Conociendo mi programa Liderazgo Consciente una empresa me llamó preguntando si doy talleres de motivación. Quería juntar a sus vendedores, reunirlos a trabajar en equipo para buscar metas en común y para que sientan a la empresa como parte de ellos mismos. Buscaban algo parecido a un entrenador entregado gritando ¡Vamos! ¡Vamos! al margen del campo de juego.

Tengo pasión por fomentar el buen rendimiento de cualquier espíritu emprendedor. Pero lo que sonaba como una buena idea de parte de la empresa se podía optimizar. Y decidí presentarles el abordaje del Liderazgo Consciente.

El líder consciente comienza con el por qué. El líder consciente sabe que de la manera que trata a un miembro del equipo, éste tratará al cliente de la empresa. El líder consciente detecta perturbaciones en su equipo y busca el diálogo para solucionarlas.

Vamos por partes. Comienza con el por qué. El emprendedor británico Simon Sinek propuso este modelo. Constata que las personas no compran lo que haces, sino por qué lo haces. ¿Qué te motiva como emprendedor? ¿En qué crees? No es tan importante describir qué haces sino por qué lo haces. Una cosa sería describir el vehículo que produces con todo lujo de detalles técnicos. Y otra cosa sería decir: – Creo que lo más valioso que hay sobre la faz de esta Tierra es la familia. Por eso produzco vehículos de tecnología de punta que protegen a sus pasajeros en cualquier condición de ruta. Conduciendo este vehículo puede sentirse seguro y en paz transportando a su familia.

Declarar el por qué haces algo crea un vínculo emocional. Tanto con la persona que tiene una manera similar de ver el mundo y quiere comprar un vehículo, como con la persona que está vendiendo este vehículo.

Un vendedor se siente parte de tu empresa, si tiene clarísimos los valores bajo los cuales tu empresa opera. Dejará de ser un mero vendedor. Trabajará para realizar la visión de proteger a la familia porque esta visión coincide con la suya. Discernir y comunicar el porqué de tu servicio es primordial.

Una empresa que opera de acuerdo a sus genuinos valores es propensa a tratar a su equipo de acuerdo a estos valores. Atraerá a empleados que tienen una forma parecida de ver el mundo. Este empleado a su vez tratará a los clientes de la misma manera que es tratado. De la próxima vez que te enfrentes a una mala atención al cliente, pregúntate cómo esta persona es tratada por sus superiores. Suele ser una pregunta reveladora.

¿Y cuando el equipo hace ruido? Hay que encontrar la causa y abordarla hasta que esté resuelta. La insatisfacción de tan solo un miembro del equipo contamina el ambiente productivo. Cuando uno o más miembros de tu equipo están desmotivados siempre hubo una interrupción que ocurrió en un momento determinado interfiriendo en su rendimiento. La desmotivación suele darse a causa de una falta de reconocimiento, una crítica desubicada en tono y contenido, falta de profesionalidad al gestionar diferentes puntos de vista, una evaluación emocional desprovista de hechos concretos etc. Tienes que tomar la punta de esta interrupción como si fuera un hilo rojo y seguirlo hasta encontrar qué generó la tensión original. Hasta que no aclares su origen, el ambiente seguirá contaminado. Bajando el rendimiento de tu equipo. Empeorando el trato que recibe tu cliente.

Por el bien del rendimiento de la empresa, el líder consciente invierte en una buena comunicación interna. Define tus valores como empresa y porqué creas tus productos. Atraerás y mantendrás clientes afines y empleados motivados

Comparte en:

Artículo publicado para la columna: Liderazgo Consciente

Ver + columnas

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Completa la operación *