Liderazgo Consciente

por Andrea Sydow

Es consultora internacional en comunicación para desarrollar el liderazgo en emprendedores. Es coach certificada y facilitadora autorizada para impartir ceremonias y talleres de Perdón Radical en alemán, español, portugués e inglés.

En su curso para Líderes Conscientes logra despertar el emprendedor en ti, mostrando la calidad y fortaleza que desde ya tienes en tus manos y que quizás hayan juntado polvo y estén un poco desordenadas. Durante el curso revelas los recursos, calidades, capacidades y talentos que ya están en tus manos y a tu disposición.

Andrea, que desde febrero de este año colabora con Gan@Más, te hace ver que tu vida y tus emprendimientos son más fáciles y ligeros de lo que crees. Tus emprendimientos no tienen que ser cuesta arriba. ¿Exigen tu concentración, tu enfoque, empeño, compromiso y dedicación al 100%?. Sin embargo, es todo más fácil y sencillo de lo que crees.

El taller para Líderes y Emprendedores Conscientes incrementa tu nivel de energía, ya que operando con una energía más elevada y sintiéndote mejor actúas de forma diferente.

Ver más articulos de esta columna

Método Guardiola: un éxito fulminante

13:30 12 Diciembre, 2014 /

Por: Andrea Sydow

Indudablemente vinculamos el nombre Pep Guardiola con éxito fulminante. Fue entrenador del legendario Barça de Barcelona y desde julio del 2013 entrena el Bayern de Múnich con el cual continua su trayectoria de éxito.

Analizar el método Guardiola aquí en esta columna de opinión sería demasiado para tan pocas líneas. Lo que sí vale la pena rescatar son tres ideas clave que pueden ser aplicadas a cualquier empresa: claridad sobre la idea de juego, visión futurista del talento de los jugadores, apuesta por la versatilidad de los jugadores y la diversidad del equipo.

Podríamos caer en el error de pensar que la única razón de ser de una empresa, al igual que la de un equipo de fútbol, es tan solo ganar. Ganar en el mercado o ganar en los torneos. Con esta visión limitada desperdiciamos el verdadero potencial que reside en un equipo. Tanto empresarial como deportivo.

La idea básica, claro está, es la de dominar el juego, de jugar lo mejor posible. Guardiola crea la mejor manera de jugar para su equipo en base a un análisis exhaustivo del contrincante. Además, analiza debilidades y fuerzas de su propio equipo y desde este análisis crea la mejor forma de atacar. Dice Guardiola que poseer el balón y solo operar en la defensa, sin crear oportunidades no es fútbol. Poseer el balón por sí solo no es nada. Hay que poseer el balón sabiendo qué oportunidades crear. Lo que en la cancha de fútbol parece ser hecho con ligereza por los jugadores se basa en arduo análisis de parte del entrenador y en meticuloso entrenamiento por parte de los jugadores para tener respuestas de juego a un sinfín de jugadas del equipo contrario.

Dominar el mercado y poseer el capital de por sí no lleva a resultados satisfactorios. La innovación y la capacidad de crear oportunidades con las ventajas que la empresa tiene en manos es el punto clave.

Aunque Guardiola, cuando entrena su equipo, se concentre exclusivamente en el próximo partido, tiene una visión futurista del talento de sus jugadores que va más allá de lo que están rindiendo en un momento determinado. El entrenador catalán asumió el Bayern de Múnich en el auge de su éxito. Ha sido capaz de incrementar el rendimiento de los mejores jugadores, que relatan que el entrenamiento con Guardiola ha mejorado su forma de jugar porque han aprendido un sinfín de técnicas nuevas de las que ni sabían que existían. Esto es válido para cualquier equipo en una empresa exitosa. Apostar por el crecimiento profesional del equipo incrementa el rendimiento de toda la empresa.

Guardiola apuesta por posiciones variables de los jugadores para que jueguen en diferentes ubicaciones. Hasta los cambia de posición en el decorrer de un mismo partido. Muchos empleados son más versátiles de lo que su puesto les permite demostrar. Corremos el riesgo de insertarlos en posiciones rígidas y desaprovechar sus talentos.

La versatilidad de un equipo y sobre todo su diversidad es un factor enriquecedor. Guardiola se ha aproximado con su estilo profundamente barcelonés de comprender el juego a un excelente equipo bávaro. Su forma de comprender el fútbol es acultural a la forma alemana de hacerlo. Ha desarrollado un método de crecer junto con el equipo. Este crecimiento es continuo. El equipo mismo tiene jugadores alemanes, austríacos, brasileros, españoles, franceses, holandeses y turcos. Es un refl ejo de la globalización. Considerando la variedad cultural de una sociedad, en Alemania desde el 2006 más de 1,800 empresas han firmado una Carta de Diversidad con el fin de integrar la diversidad de la sociedad en la empresa y aprovecharla para generar ventajas en el mercado.

Es evidente que apostar por la innovación, versatilidad y diversidad de empresas y sus equipos promete generar ventajas en el mercado global

Comparte en:

Artículo publicado para la columna: Liderazgo Consciente

Ver + columnas

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Completa la operación *