Liderazgo Consciente

por Andrea Sydow

Es consultora internacional en comunicación para desarrollar el liderazgo en emprendedores. Es coach certificada y facilitadora autorizada para impartir ceremonias y talleres de Perdón Radical en alemán, español, portugués e inglés.

En su curso para Líderes Conscientes logra despertar el emprendedor en ti, mostrando la calidad y fortaleza que desde ya tienes en tus manos y que quizás hayan juntado polvo y estén un poco desordenadas. Durante el curso revelas los recursos, calidades, capacidades y talentos que ya están en tus manos y a tu disposición.

Andrea, que desde febrero de este año colabora con Gan@Más, te hace ver que tu vida y tus emprendimientos son más fáciles y ligeros de lo que crees. Tus emprendimientos no tienen que ser cuesta arriba. ¿Exigen tu concentración, tu enfoque, empeño, compromiso y dedicación al 100%?. Sin embargo, es todo más fácil y sencillo de lo que crees.

El taller para Líderes y Emprendedores Conscientes incrementa tu nivel de energía, ya que operando con una energía más elevada y sintiéndote mejor actúas de forma diferente.

Ver más articulos de esta columna

Marcas y escándalos

18:01 12 Diciembre, 2015 /

Por: Andrea Sydow

Volkswagen, el carro popular (Volks – del pueblo; wagen – carro) logró lo que toda marca desea lograr: Durante semanas Volkswagen estuvo en todas las portadas de la prensa alemana generando una atención inédita sobre la marca VW. Sin embargo el mayor fabricante automovilístico europeo logró esta atención por razones poco halagadoras: manipuló de manera fraudulenta, en 11 millones de carros, un programa que indica los valores de emisión de gases, de manera que la contaminación parece ser menor que la realmente causada.

Con esta manipulación supuestamente logró cumplir las regulaciones ecológicas vigentes en los Estados Unidos, favoreciendo las ventas en aquel país. Una estrategia que pareció funcionar desde el 2008 hasta finales de septiembre del 2015, momento en el cual la mentira se desplomó causando no solo un perjuicio de aproximadamente 20 billones de euros sino también un daño en la imagen de la marca VW.

Expertos en marketing dicen que líderes de la vieja escuela aún operan con una anticuada fórmula para atraer clientes e incrementar la percepción de la marca: crean productos para cualquiera, cuentan una leyenda más o menos plausible sobre el producto, atraen a sus clientes y elaboran la percepción de la marca. La ironía es que Volkswagen significa carro popular o sea un carro para cualquiera. La calidad de los carros producidos por VW indudablemente es alta. Sin embargo la momentánea atención sobre la marca no se concentra en su calidad sino en el escándalo. Este no solo le ha costado el puesto a varios gerentes de la empresa. También provocó un daño económico que tardará años en ser remediado.

Me pregunto ¿qué constelación de motivos llevó al grupo de responsables dentro de la empresa a optar por la manipulación fraudulenta de 11 millones de vehículos? Dicen expertos en la prensa alemana que los valores de emisión de gases declarados hacen desconfiar a cualquier ingeniero. O sea que la manipulación ocurrió a ojos vistos. ¿Qué consciencia tienen los responsables del valor de la marca VW? ¿Qué concepto tienen del consumidor? ¿Tenían en cuenta que una empresa necesita un presupuesto diez veces mayor para reestablecer la confianza de un cliente que ganarlo? ¿Tenían en cuenta que la manipulación descubierta llevaría a un daño de aproximadamente 20 billones de Euros?

A pesar de que en Europa se destapan escándalos con regularidad aún hay líderes dispuestos a optar por operaciones fraudulentas. Siempre me interesó entender la lógica de semejantes decisiones, sabiendo que a la larga se destaparán, causando daños incalculables.

Un líder consciente enfoca su atención sobre las necesidades del cliente y en crear un producto que genuinamente cubra estas necesidades. El líder consciente crea un producto que el consumidor realmente quiere, productos que hacen que el consumidor quiera contar su historia, o sea: quiera compartir su experiencia positiva creando así una leyenda auténtica que a su vez inspire a otros consumidores.

En los Estados Unidos hay consumidores interesados en comprar vehículos ecológicamente eficientes y creían que Volkswagen les brindaría esta experiencia. La manipulación del programa, que indica una contaminación menor a la real, defraudó esta expectativa. Afortunadamente el ser humano en su evolución ha aplicado la tecnología para resolver problemas. En este caso la ha aplicado para crearlos. Resta esperar que el cauce del desarrollo tecnológico vuelva a un rumbo que esté al servicio de la evolución y de la preservación del medio ambiente.

Comparte en:

Artículo publicado para la columna: Liderazgo Consciente

Ver + columnas

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Completa la operación *