Liderazgo Consciente

por Andrea Sydow

Es consultora internacional en comunicación para desarrollar el liderazgo en emprendedores. Es coach certificada y facilitadora autorizada para impartir ceremonias y talleres de Perdón Radical en alemán, español, portugués e inglés.

En su curso para Líderes Conscientes logra despertar el emprendedor en ti, mostrando la calidad y fortaleza que desde ya tienes en tus manos y que quizás hayan juntado polvo y estén un poco desordenadas. Durante el curso revelas los recursos, calidades, capacidades y talentos que ya están en tus manos y a tu disposición.

Andrea, que desde febrero de este año colabora con Gan@Más, te hace ver que tu vida y tus emprendimientos son más fáciles y ligeros de lo que crees. Tus emprendimientos no tienen que ser cuesta arriba. ¿Exigen tu concentración, tu enfoque, empeño, compromiso y dedicación al 100%?. Sin embargo, es todo más fácil y sencillo de lo que crees.

El taller para Líderes y Emprendedores Conscientes incrementa tu nivel de energía, ya que operando con una energía más elevada y sintiéndote mejor actúas de forma diferente.

Ver más articulos de esta columna

Las claves para generar negocios sustentables

12:03 12 Noviembre, 2014 /

Por: Andrea Sydow

K. I. S. S. no es un lema nuevo sin embargo es más actual que nunca a nivel global. K. I. S. S. no se refiere a un beso. Es el acrónimo de keep it simple an stupid; o sea: mantenlo sencillo y estúpido. Tanto a nivel profesional como a nivel personal.

Hace un par de días cenaba con un empresario canadiense que estaba de paso por Berlín visitando la feria internacional de tecnología de transporte Innotrans. Me contó que pasó una noche en vela antes de una importante reunión de negocios.

El empresario es un informático. Crea tecnología para controlar la compleja información que alimenta grandes paneles de pantallas. Tiene más de ochenta partners en las Américas, Asia, Europa y Medio Oriente y clientes en quince países. Para la reunión se había anunciado la junta directiva de un cliente, lo que lo metió en problemas. Este empresario ofrece excelentes servicios y es sumamente exitoso. Sin embargo trabaja desde su casa. No tiene despachos ni mucho menos una sala de reuniones representativa. -He tenido que recibirlos en la mesa de mi cocina, relata.- Terminamos la reunión y se quedaron convencidos del servicio que brindo. Los directivos se habían quitado la corbata y mi perro acabó recostado a los pies del gerente general. He ganado un nuevo cliente, me cuenta entre risas.

En el entorno de los altos escalones corremos el riesgo de vernos insertados en rígidas hierarquías y en protocolos almidonados. Sin embargo, estamos cansados de relaciones de plástico. Somos seres sociales y buscamos contactos genuinos. Proyectos de investigaciones científicas, empresariales y gubernamentales de gran envergadura dependen más y más de redes profesionales. Para llevar a cabo estos proyectos es imprescindible la facilidad de acceso y trato.

Ganamos las impresiones más duraderas cuando nos hemos vinculado de manera sincera con una persona, independientemente de su rango. Sin importar que el encuentro se haya dado en un vuelo en primera clase o en el más representativo de los hoteles de una ciudad. Lo que llevamos a casa es el momento en que alguien nos toca con su forma franca y apasionada de hablar de sus ideas y proyectos, de sus ideales y pasatiempos. Es este el foro del cual emergen relaciones duraderas -también las de negocio. El éxito de cualquier proyecto depende de la buena relación que entablen los involucrados entre sí. Sea en la alta política. Sea en el mundo empresarial o científico.

Mantener las cosas simples, llamarlas por su nombre, hablar con franqueza es compatible con altísima profesionalidad; e imprescindible para generar negocios sustentables.

Desmantelar adornos, protocolos y burocracias superfluos no solo beneficia a las relaciones personales en el ámbito profesional. También fomenta la innovación. Diseñar y programar módulos sencillos que permiten solucionar exigencias complejas, utilizar elementos existentes para generar soluciones disruptivas e innovadoras es una tendencia que se ha podido observar en los últimos años. Sea en el diseño, transporte, energía, ciencia o en la tecnología de información. La simplicidad permite ir al grano, evitar fricciones y ahorrar recursos.

No quiero proponer aquí que a partir de ahora se realicen reuniones de negocio en la cocina de una empresa. Lo que sí cabe considerar es que con sencillez y franqueza se acceda a las soluciones más creativas e innovadoras. De un cargo y sus beneficios podemos ser destituidos de la noche a la mañana. Las relaciones humanas auténticas perduran más que los efímeros cargos que podemos llegar a ocupar.

Comparte en:

Artículo publicado para la columna: Liderazgo Consciente

Ver + columnas

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Completa la operación *