Liderazgo Consciente

por Andrea Sydow

Es consultora internacional en comunicación para desarrollar el liderazgo en emprendedores. Es coach certificada y facilitadora autorizada para impartir ceremonias y talleres de Perdón Radical en alemán, español, portugués e inglés.

En su curso para Líderes Conscientes logra despertar el emprendedor en ti, mostrando la calidad y fortaleza que desde ya tienes en tus manos y que quizás hayan juntado polvo y estén un poco desordenadas. Durante el curso revelas los recursos, calidades, capacidades y talentos que ya están en tus manos y a tu disposición.

Andrea, que desde febrero de este año colabora con Gan@Más, te hace ver que tu vida y tus emprendimientos son más fáciles y ligeros de lo que crees. Tus emprendimientos no tienen que ser cuesta arriba. ¿Exigen tu concentración, tu enfoque, empeño, compromiso y dedicación al 100%?. Sin embargo, es todo más fácil y sencillo de lo que crees.

El taller para Líderes y Emprendedores Conscientes incrementa tu nivel de energía, ya que operando con una energía más elevada y sintiéndote mejor actúas de forma diferente.

Ver más articulos de esta columna

Enfocarse en el presente para rendir con eficiencia

12:02 23 Septiembre, 2014 /

Por: Andrea Sydow

Mil y una tareas pendientes daban vuelta en mi cabeza. Mi mente había perdido el enfoque. Me pedía una tregua. La visita al parque de trepadores en un bosque cerca de mi casa surtió el efecto deseado demandando de mí un sencillo requisito: concentrarme exclusivamente en el próximo paso. Un paso en falso y terminaría colgada de una cuerda de seguridad roja a diez metros del suelo. A esta altura sobre puentes colgantes, columpios, redes y cuerdas flojas realizé un recorrido de 1.5 km entre árbol y árbol.
Para evitar las caídas y el quedarme suspendida en el aire la solución era mi enfoque absoluto en una sola cosa. Volcar toda mi concentración hacia el dominio de mi cuerpo y el próximo paso a dar fue energizante.

Al realizar proyectos desenfocados nos quedamos sin aliento. Cuando permitimos que el sinfín de tareas pendientes nos intimide perdemos las ganas de realizar algo que al principio nos inspiraba. Terminamos colgados de la cuerda roja del estrés con poco ánimo para seguir adelante. Quedan tantas cosas que hacer y tenemos tan poco tiempo, pensamos desanimados. Sin embargo, es posible realizar proyectos de gran envergadura con facilidad y excelencia. La clave está en el enfoque en el próximo paso a dar, en el ahora. ¿Cómo hacerlo mientras realizamos tareas pendientes?

Vivir y sobre todo trabajar en el aquí y ahora no es tan solo una fantasía filosófica válida para avanzadísimos lamas en recónditos rincones del Himalaya. El enfoque en el presente es la herramienta más poderosa para rendir eficientemente.

Participar concentradamente en aquello que estamos haciendo en cada momento es lo que nos trae al ahora instantáneamente. Perderse en preocupaciones o en posibles resultados futuros es lo que nos saca del momento presente.

He encontrado una manera fácil de proceder paso por paso cuando tengo que coordinar muchas tareas. Apunto cada tarea concreta en una nota adhesiva. Después de haber anotado todas las tareas que quiero realizar en un tiempo determinado pongo las notas adhesivas en un sitio visible en mi despacho o en el espacio en el cual estaré trabajando sola o en equipo. Así tengo un panorama ordenado de lo que toca hacer en los próximos dias. Luegocomienzo eligiendo aquella tarea que más me atrae. Es un excelente punto de partida. Realizo aquello que quiero hacer primero y al terminarlo retiro y elimino la nota adhesiva. Luego miro las notas adhesivas pendientes y nuevamente elijo lo que quiero hacer a continuación. Hay algo importante a considerar para que este método sea aún más eficiente: detener la conversación interna sobre si tengo ganas o no de realizar la tarea. El tiempo que pierdes en esta conversación consume tu productividad. No es cuestión de terminar la tarea de una vez. Es cuestión de completarla dedicándole toda tu atención. Esto te energiza y te sientes como si estuvieras logrando tu objetivo.

Si intentas llegar hacia un punto determinado, por ejemplo al final del proyecto en vez de enfocarte en lo que estás haciendo en el momento, estás resistiendo al momento presente. Todo aquello que resistes persiste y toma más tiempo en ser realizado. Lo mejor es dejar de una vez el diálogo interior sobre si te alcanza o no el tiempo que tienes a disposición para realizar tus tareas. Es como conducir con un pie en el acelerador y el otro en el freno. Gastas demasiado combustible y es exhaustivo. El enfoque en el ahora te otorga claridad y energía y terminas cualquier proyecto con mucha más facilidad y menos estresado.

Comparte en:

Artículo publicado para la columna: Liderazgo Consciente

Ver + columnas

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Completa la operación *