Incubación UP

por Emprende UP

El Centro de Emprendimiento e Innovación de la Universidad del Pacífico – Emprende UP, promueve, articula y difunde todas las actividades vinculadas con el desarrollo de una cultura empresarial, el nacimiento de nuevas iniciativas empresariales y el fortalecimiento de un ecosistema emprendedor que contribuya con el crecimiento del país y el bienestar de la sociedad. Con ese objetivo desarrolla diversos programas y nuevos proyectos que buscan capacitar a los emprendedores, impulsar la generación de empleo, la innovación, la productividad y la competitividad del país. En esta columna encontrará historias de sus incubados, informes y artículos de interés.

Ver más articulos de esta columna

“Estamos impactando a más de 25 mil personas de bajos ingresos”

01:30 16 Julio, 2016 /

En el asentamiento humano Buenos Aires de Villa vive un niño sobre el que resaltan dos designios vinculados al éxito: mientras que su nombre evoca a un laureado boxeador de la URSS, su apellido remite al resplandor de un próspero emporio comercial textil. Por el momento, su madre trabaja en el hogar de alguna otra familia, y él, que acaba de cumplir cuatro años, llamado Boris Gamarra, tiene una hermana que en este 2016 será abogada.

Veinticuatro años más tarde, nos cuenta su historia: “Estudié en la Universidad de San Marcos Economía”, dice a la mitad de la charla, en la cual, con la fluidez de un niño, ha enumerado poco a poco los detalles que relacionan su vida con Recidar, un emprendimiento social cuyo modelo de negocio, tal y como él mismo lo describe, «tiene dos factores: los proveedores, que son familias y empresas que donan —cuyo número en este momento es poco más de 2,500 y 60, respectivamente—, y los clientes, los cuales hasta ahora suman más de 25 mil personas».

Recidar nació de la experiencia propia, refiere Boris Gamarra, un muchacho de Chorrillos que al momento de fundar el emprendimiento, nunca habría pensado que años después ganaría el primer puesto en el Emprende UP Social Week, un concurso de la Universidad del Pacífico, cuyo propósito es brindar apoyo a proyectos con gran impacto social.

«Al inicio, Recidar era un emprendimiento totalmente asistencialista. Luego nos dimos cuenta de que el asistencialismo no es sostenible a largo plazo, e ideamos una forma en que las personas se beneficien, pero que a la vez, el emprendimiento crezca en el proceso», señala Boris y confiesa, con sonrojada timidez, que inicialmente pensaban «cómo íbamos a cobrar por las cosas que nos estaban donando», justificando un poco el primer cariz de su proyecto.

Pero hablar de Recidar, además del impacto que está teniendo actualmente en los tres primeros distritos que opera —Chorrillos, Manchay y Villa María—, es hablar también de aquel primer camión y de aquel primer local que la consultora en la que Boris trabajaba, mientras terminaba sus estudios, le alquiló por seis meses luego de que él les presentara el proyecto, en el 2013 y el 2014. También sería hablar de  Boris juntándose con un grupo de amigos, como lo son Lisset Moya, administradora especialista en logística; Beatriz Canchari, economista especializada en planificación y políticas públicas; y Diego Padilla, biólogo especialista en socioecología, para comenzar a «hacer cosas que impacten de manera positiva en el ambiente y en la sociedad».

Programas

En el 2015 Recidar acabó con su enfoque asistencialista y empezó a crear programas más sostenibles. «Con Recidar generamos tres programas. El primero consistió en capacitar empresas respecto a gestión de residuos y reciclables a cambio de que ellos nos donaran todos los reciclables que generaban en sus empresas. Con este modelo, nos convertimos en proveedores de las empresas de reciclaje», narra Boris.

El segundo de estos programas ofrecía un servicio de gestión de residuos sólidos a eventos de asistencia masiva, tales como el festival internacional de música electrónica Creamfields o el festival peruano Selvámonos, bajo la consigna de que «el evento es responsable de los residuos que se generan en su propio evento».

«El tercer programa que creamos fue gestionar objetos usados, pues en términos de sostenibilidad, era más rentable, además de tener un mayor impacto social», explica Boris. Este programa ha ayudado a consolidarlos y a emerger saludablemente como proyecto de emprendimiento a nivel social, y hoy por hoy se ha convertido en el eje principal del plan de proyección de Recidar.

«La propuesta de valor para los proveedores —donantes— es ofrecer un servicio gratuito de recojo de lo que ya no usan» dice como una promoción de su eslogan.

Resultados

Recidar como emprendimiento social ha generado 150 mil dólares de ingreso en un año, y su dinámica se basa en trabajar sobre las donaciones,  recuperarlas, generarles un valor y luego ofertarlas en comunidades vulnerables, a precios sociales, para que las familias de los lugares a los que asisten puedan cubrir para satisfacer sus necesidades materiales tanto de vestimenta, calzado, mueblería y electrodomésticos.

«Tenemos una tienda permanente en Chorrillos, cerca de la UPC. Además, están las dos tiendas estacionarias, a las que vamos en quincenas y a fines de mes, ya que es el momento en el que las personas de bajos ingresos tienen dinero».

Dice que su meta a corto plazo es llegar a tres nuevos distritos: Huaycan, Villa El Salvador y Puente Piedra.

En tanto a su consolidación como institución, Recidar, que viene siendo incubada por Emprende UP, está dando el gran paso al ingresar en la fase de documentación de ISOS, lo que quiere decir que está gestionando la normatividad de sus procesos para poder replicarlos en otros lugares, como Arequipa, por ejemplo, que sería la primera ciudad a la que Recidar estaría llegando luego de consolidarse en Lima.

Incubación

Boris resaltó que Emprende UP les está ayudando en muchos aspectos, como haberles enrumbado para lograr definirse como empresa social y marcar su rumbo, así como prepararlos para salir airosos en competencias internacionales y capacitarlos en muchas materias. “Con la incubación de Emprende UP nuestro crecimiento se ha acelerado  y las empresas nos abren sus puertas con más confianza”.

“Por ejemplo, en setiembre nos han invitado a Nueva York a un encuentro de emprendedores sociales. Vamos a contar nuestra historia porque quieren saber cómo una empresa social ha pasado de facturar S/ 6 mil a US$ 150 mil al año”.

En tanto, Edilberto Salazar, jefe de Incubación de la UP señala: “para nosotros es un gusto poder incubar a una empresa como Recidar porque la calidad de Boris como emprendedor es maravillosa. Es reconfortante ver las ansias que tiene por aprender y capacitarse. Es una persona que aprovecha cuanto curso, taller y capacitación hay”.

Recidar es la primera empresa que Emprende UP incuba sin que alguno de sus integrantes sea alumno o ex alumno de dicha universidad. “Los apoyamos porque formaron parte de uno de nuestros programas y vimos en ellos un equipo con mucha potencialidad”, explica Edilberto.

Comentó que ayudaron a la formalización de Recidar, ahora todos sus trabajadores están en planilla y la empresa paga sus impuestos. Gracias a esto Recidar es capaz de dar certificados de donación, agrega Edilberto.

Sobre este tema, Boris explicó que Recidar ha calificado para ser una entidad receptora de donaciones, avalada por la Sunat. “A las empresas que nos donan les emitimos un certificado de donación. Con esto, ellas pueden descontar un porcentaje de los bienes donados para el pago del Impuesto a la Renta”.

Finalmente al ser preguntado sobre ¿cuáles son tus proyectos aparte de Recidar? Boris Gamarra sonríe y responde: «yo no me veo en un futuro sin Recidar».

DATOS DE CONTACTO

  • Página web: recidar.pe
  • Dirección: Av. 2 de Mayo Mz 68 Lt 11, Chorrillos
  • Teléfonos: 01 258 6318/946095818

(ARTÍCULO ELABORADO POR GAN@MÁS Y PUBLICADO EN LA EDICIÓN # 40 DE SU REVISTA — JUNIO 2016) 

Comparte en:

Artículo publicado para la columna: Incubación UP

Ver + columnas

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Completa la operación *