Finanzas Saludables

por Elaine King Fuentes

Experta internacional en planificación patrimonial, autora del mejor libro para padres en finanzas del 2013 “La Familia y El Dinero” y fundadora de Family and Money Matters Inc. (en Perú: Instituto Familia y Dinero (www.ifaydi.com).

Tiene un título internacional en Negocios de la Universidad St. Mary y un MBA internacional de Thunderbird, la escuela # 1 en el mundo según The Financial Times, y estudios universitarios en terapia familiar en Georgetown.

Su carrera la ha llevado a Austria, Brasil, Canadá, Colombia, Ecuador, Japón, México, Perú (su país natal) y alrededor de los Estados Unidos. Ha trabajado como Vice Presidente del grupo de US$ 75 mil millones de Bessemer Trust, Directora Ejecutiva de LFG, Directora del Gibraltar Private Bank & Trust Instituto de Wealth & Well-being, Gerente del Royal Bank of Scotland’s CouttsLATAM y Gerente del grupo de servicio de consultores de US$ 13 mil millones del Citigroup.

Para más información: admin@ifaydi.com

Ver más articulos de esta columna

Tu patrimonio va más allá de solamente las finanzas

11:51 14 Agosto, 2014 /

Por: Elaine King Fuentes

El cielo estaba claro y soleado. Inusual, puesto que las estaciones de noticias en Miami estaban emitiendo advertencias de huracán y urgiendo a los residentes a prepararse para las inundaciones. En el trabajo, mis colegas y yo cubrimos nuestras computadoras con bolsas de plástico y metimos las sillas y las plantas del balcón del edificio antes de irnos a casa.
Al salir, el director de recursos humanos de la empresa me preguntó, “¿Protegiste todas tus pertenencias?” Me detuve y señalé con mi cabeza, sonriendo. “Lo hice”, le dije. “Están todos aquí. Educación. Experiencia. Recuerdos.”

El patrimonio es más que una cifra

Algunos de nosotros inmediatamente pensamos en una cifra o algo material cuando hablamos de patrimonio y activos. Sin embargo, el patrimonio neto, en mi experiencia, va más allá de solamente las finanzas – también incluye activos intelectuales, humanos y sociales. Y la mayoría de las veces, a largo plazo son más importantes que las cosas materiales.

Toma cualquier libro financiero y encontrarás la definición de “patrimonio neto”. Para calcularlo, sumas todos tus activos y restas los pasivos (deuda). En estos libros, los activos se definen por el dinero que tienes en tus cuentas de cheques, inversiones, ahorros y otras cuentas. Tu patrimonio neto según esta nueva definición, sin embargo, incluye no solo mantener una vida financiera equilibrada con activos de dinero sino también con los siguientes pasos y activos:

•    Mantener una relación sana con tu familia (activos “humanos”)

•    Aprender siempre algo nuevo (activos “intelectuales”)

•    Compartir tu tiempo, dinero y experiencia con tu comunidad (activos “sociales”)

•    Enfocaste en tener salud financiera teniendo un plan con metas claras y realistas

Equilibra tus cuatro activos

Los activos no numéricos son tan importantes como los activos financieros y también deben recibir “depósitos” regulares. Por ejemplo, crear y cumplir un plan mensual de gastos, prestando atención a tus gastos variables, contribuye a tus activos financieros. La clave para mantener bajos los gastos variables es tener lo suficiente para invertir en un activo que tenga el potencial para crecer, como un negocio.

Por otro lado, un correo electrónico grupal para conectar a todos los miembros de tu familia y estar en contacto con regularidad a pesar de la separación geográfica es un depósito a tu capital humano. Mi familia se mantiene en contacto mensualmente, y lo hacemos en inglés, español y spanglish. Escribimos acerca de nuestros éxitos y nuestros desafíos. Nos sirve como un foro de apoyo.

La educación también es un activo muy importante. Me acuerdo que mi madre me recordaba invertir en mi educación, porque es un activo que nadie te puede quitar.  Valorar la educación y tenerla como prioridad para no dejar de aprender nunca es un ejemplo de depósito a tu activo intelectual.  Diversificar tus activos para dedicarle tiempo a esto sería un depósito positivo e inversión que crecerá con el tiempo.

Finalmente, y lo más importante, una comunidad que trabaja en conjunto para ayudar a los necesitados (por ejemplo, después de ese huracán en Miami que preocupaba a mi jefe) es una demostración de contribución social. Una vez al año, mi familia se reúne en Perú y trabajamos en un refugio para los niños menos afortunados. Ha sido una tradición familiar durante más de 12 años.  Practicar ser un ciudadano socialmente responsable que invierte en la sostenibilidad de la comunidad en donde vive es un acto multiplicador.

Cultiva tus cuatro activos

En una hoja de papel, anota cuatro títulos: intelectual, humano, social y financiero. Ahora, escribe los “depósitos” realizados en el último año a cada uno de estos activos. ¿Has invertido más en uno que en otro? ¿Tienes algún déficit o superávit?  Este ejercicio se puede hacer en familia, con tu esposo (a) y con los niños.  Juntos las decisiones podrían ser más impactantes y duraderas.

Cada vez que tomes una decisión, asegúrate de que estás cultivando uno de estos activos. Cuando empieces a acumular activos, será tu reto mantenerlos en equilibrio – pero hacerlo aumentará tus oportunidades para vivir una vida sana y productiva.

TIPS DEL MES

•    Mantener una relación sana con tu familia (activos “humanos”)

•    Aprender siempre algo nuevo (activos “intelectuales”)

•    Compartir tu tiempo, dinero y experiencia con tu comunidad (activos “sociales”)

•    Enfocaste en tener salud financiera teniendo un plan con metas claras y realistas

Comparte en:

Artículo publicado para la columna: Finanzas Saludables

Ver + columnas

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Completa la operación *