Finanzas Saludables

por Elaine King Fuentes

Seleccionada por People en Español como una de la 25 Mujeres más influyentes hispanas del 2017 por su excelente experiencia en las finanzas familiares. Elaine es asesora de empresas familiares (CFBA™) y certificada en planeación financiera patrimonial (CFP®) considerada una experta en gestión financiera internacional y embajadora del directorio del CFP®. Es fundadora y presidente de Family and Money Matters™ cuya misión es de fortalecer el capital humano y financiero de la familia para lograr estabilidad.

Elaine ha trabajado y estudiado en Austria, Canadá, Japón, México, Peru y en diferentes ciudades de los Estados Unidos trabajando con más de 1,200 familias creando estrategias practicas enfocadas en planeación patrimonial, educación financiera, planeación sucesoral, impacto social y gobierno familiar. Ella tiene experiencia liderando como socia, directora y gerente de Bessemer Trust (AUM $100 B), Royal Bank of Scotland’ Coutts Division y WE Family Offices.

Experta en asuntos de familia y dinero, conferencista y catalista social es creadora del P.E.F.F., un programa institucional financiero familiar que ya ha transformado a miles de familias en Latinoamérica. Elaine es mediadora de la corte suprema de Florida, Coach Certificada de la Universidad de Miami (ICF), es miembro del directorio de Family Firm Institute y consultora de la Asociación de Empresas Familiares del Perú (AEF), entre otros cargos.

Para más información: elaine@familyandmoneymatters.com

Ver más articulos de esta columna

¿Eres un ángel o diablo en tus finanzas?

22:30 20 Julio, 2017 /

Por: Elaine King Fuentes

En el siglo IV Evagrio el Pontico, quien quería conseguir la perfección moral definió las ocho principales pasiones humanas. Y en el siglo V Juan Casiano redujo las ocho pasiones a siete temas que se conocen como los pecados capitales; lujuria, gula, avaricia, pereza, ira, envidia y soberbia. Finalmente los oficializó el Papa San Gregorio y Dante en su Divina Comedia.

Los siete pecados pueden arrastrar un sinnúmero de problemas adicionales para nuestro bienestar financiero. Por un lado, puedes ser un angelito con tu dinero, si te mantienes cauto con tus finanzas, o por otro lado puedes ser un diablo con cuernos con tu dinero si te dejas llevar. Conoce aquí uno por uno y decide al final cuál eres respondiendo Verdadero o Falso a las oraciones que acompañan cada pecado.

Lujuria

Uso la tarjeta de crédito sin tener el efectivo que voy a “comprar” en el banco (V/F). Este pecado se refiere al placer y podría convertirse en infidelidad financiera si no se trata a tiempo. Debemos evitar las tentaciones de usar las tarjetas de crédito, fuera de nuestro presupuesto, si no está el dinero que queremos gastar con nuestra tarjeta de crédito, no se deber usar. Si te gana la tentación y no te puedes contener, te recomiendo tener un fondo de diversión (lo puedes llamar: lujuria) y una vez que tengas dinero en ese fondo lo puedes gastar en lo que más quieras.

Pereza

Pienso que el ahorro es solo cuando te sobra y no tiene propósito (V/F). Este pecado se refiere a descuidar nuestras obligaciones financieras y dejar que la flojera nos derrote. Para poder ahorrar constantemente debemos ser disciplina dos, un 10% mínimo de todo lo que entra a tu cuenta, idealmente estará dirigido a una cuenta separada de la corriente. Si no le ves propósito a ahorrar, te recomiendo, aunque sea guardar 3 meses de un fondo de emergencia para evitar endeudarte en caso de un imprevisto.

Gula

Cuando me gusta algo lo hago hasta que me canso, sin medirme, después veo de dónde saco para cubrirlo (V/F). Este pecado es cuando no te mides y luego te da una indigestión financiera. En las finanzas es necesario planificar, cuando gastas en exceso en cosas que no son necesarias, dejas de hacer cosas que sí son necesarias y al final te puedes lamentar. Gastar sin un presupuesto es irresponsable y debemos medir las consecuencias. Si no quieres medirte, entonces excédete con invertir un porcentaje en tu independencia financiera.

Avaricia

Cuando salgo de compras me pregunto lo quiero o lo necesito y todo lo necesito (V/F). Este pecado de estar obsesionados con el dinero, solo por el hecho de tener cosas materiales, no es saludable porque es importante también ser generoso con tu dinero. Separa un monto para compartir mensualmente con propósito y sé un ejemplo para los niños en el hogar. No gastes más de los que ganas y si no puedes, empieza un fondo de cosas materiales.

IRA

Por qué todos pueden tener buenas finanzas menos yo, es la culpa de los demás y el sistema que no funciona (V/F). Este pecado es enfadarse por no tener, o cuando llega el estado financiero, evitarlo en lugar de lamentarte, usar la energía para lograr tus metas. Enfadarse porque no te alcanza y hacerte la víctima puede causar daño para lograr tu paz financiera. Es indispensable tener paciencia (y metas claras) en las finanzas, cuidadosamente planifica todas las semanas y ten una meta financiera que puedas respetar y cumplir. Y si no puedes tómate un relajante (natural) antes de hacer tus finanzas.

ENVIDIA

Me molesto cuando no me alcanza obtener lo que otros tienen y a ellos sí les alcanza (V/F). Compararse con el vecino o amigo que tiene algo que tú no tienes y quieres. Tú no sabes el sacrificio que tuvieron que hacer para poder lograr sus metas. Lo recomendable aquí es compartir tu conocimiento financiero con los demás e ir entendiendo que todos tenemos metas diferentes, deseándoles el bien y repitiendo “todos somos abundancia”, esto te traerá de nuevo el control. Programa tu mente con afirmaciones para ti y tu prójimo. No compares tus ingresos con los de los demás. Y si no puedes acuérdate que todos somos energía y estamos conectados, antes de juzgar.

Soberbia

Sin ser financiero sé más que los profesionales que estudiaron y se dedicaron a esto (V/F). Pensar que lo sabemos todo o peor aún que sabemos más que los profesionales del rubro, es ser soberbio. Debemos ser humildes porque cada persona tiene una lección financiera que nos puede ayudar, hay que compartir lo que sabemos. Educa al resto de los miembros en finanzas para que todos sepan y participen. La mejor forma de saber si sabes es enseñando la lección. Practícalo hoy.

Cualquiera sea tu pecado en las finanzas, comparte con tus seres queridos, ellos serán los mejores jueces para decidir si eres finalmente un ángel o un diablo frente a las finanzas.

Comparte en:

Artículo publicado para la columna: Finanzas Saludables

Ver + columnas

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Completa la operación *