Finanzas Saludables

por Elaine King Fuentes

Experta internacional en planificación patrimonial, autora del mejor libro para padres en finanzas del 2013 “La Familia y El Dinero” y fundadora de Family and Money Matters Inc. (en Perú: Instituto Familia y Dinero (www.ifaydi.com).

Tiene un título internacional en Negocios de la Universidad St. Mary y un MBA internacional de Thunderbird, la escuela # 1 en el mundo según The Financial Times, y estudios universitarios en terapia familiar en Georgetown.

Su carrera la ha llevado a Austria, Brasil, Canadá, Colombia, Ecuador, Japón, México, Perú (su país natal) y alrededor de los Estados Unidos. Ha trabajado como Vice Presidente del grupo de US$ 75 mil millones de Bessemer Trust, Directora Ejecutiva de LFG, Directora del Gibraltar Private Bank & Trust Instituto de Wealth & Well-being, Gerente del Royal Bank of Scotland’s CouttsLATAM y Gerente del grupo de servicio de consultores de US$ 13 mil millones del Citigroup.

Para más información: admin@ifaydi.com

Ver más articulos de esta columna

3 claves para aumentar tu inteligencia emocional y tu dinero

17:11 10 Abril, 2017 /

Por: Elaine King Fuentes

Daniel Coleman atribuye hasta un 90% de tu éxito, a lo largo de tu vida, al nivel de tu inteligencia emocional, y un estudio de Yale señala que el 80% de las decisiones que tomamos, las hacemos a nivel emocional. Existe mucha información que demuestra que una persona con alta inteligencia emocional gana más y es más exitosa. Por otro lado, el escritor Charles Duhig en su libro “El Arte del Hábito” nos enseña el efecto del cerebro frente a la emoción y la formación del hábito. Si juntamos estos 3 ingredientes (inteligencia emocional, hábitos y decisiones) y programamos nuestro cerebro para enfocarnos en lo que queremos manifestar estoy segura que también aumentará el bienestar financiero.

Existen muchas teorías, estadísticas y casos de éxito, sin embargo, hoy te comparto lo que en mi experiencia he observado y que puede llevar tu inteligencia emocional a más altos niveles frente a tu dinero. El primero es alinea tus acciones a tus metas financieras, el segundo es programa tu cerebro con emociones positivas, y el tercero es sigue tus finanzas en orden.

ALINEA TUS ACCIONES A TUS METAS FINANCIERAS

La definición de estrés, según algunos expertos, es cuando tus acciones no están alineadas con lo que realmente quieres hacer. Y es que durante el día tenemos cientos de pensamientos y cientos de emociones que están en nuestro ADN que originan de la época cavernícola, algunos han evolucionado y otros, nos confunden. Por eso es importante tener clara tu meta financiera con números, fechas, acciones, y escribirlas en un papel que veas todos los días. Si no lo haces, la marea te llevara a algún lugar. Si tu meta es comprarte una casa o propiedad para tu negocio, escribe exactamente cuánto necesitarás para el depósito, revisa tu presupuesto y evalúa qué puede “esperar” y reemplaza tus variables por el fondo para tu casa.

PROGRAMA TU CEREBRO CON EMOCIONES POSITIVAS

Duhig nos demuestra cómo las emociones nos llevan a crear un hábito ya sea positivo o negativo. Imagínate que cada vez que estas estresado te fumas un cigarrillo y te sientes más relajado y feliz. En poco tiempo el cerebro empezará a relacionar el estar relajado y feliz con el cigarro y te empezará a pedir más. De igual forma puedes programar tu cerebro para crear hábitos financieros positivos. En el ejemplo de la casa, cada vez que haces tu presupuesto te comes un chocolatito que te hace sentir feliz. En poco tiempo el cerebro empezará a relacionar la felicidad con hacer un presupuesto. Como está comprobado que esta acción te ayuda a ahorrar para alcanzar tus metas, entonces el cerebro te empezará a pedir más disciplina y pronto mejorará tu situación financiera.

SIGUE TUS FINANZAS EN ORDEN

En el libro “Los Colores de tu Dinero” explico cómo tener tus finanzas en orden. Si bien puedes controlar tu acción para que esté alineada a tu meta y puedes programar tu cerebro con emociones positivas, sin una ruta financiera clara, puedes demorar en llegar al objetivo. Por ejemplo, si comprar la propiedad es tu meta, evitas gastos innecesarios, condicionas tu cerebro a hacer tu presupuesto disciplinadamente, ¿qué orden seguirás con el dinero que estás separando? Antes de invertirlo, ten un fondo de emergencia (por ejemplo, seguro de salud, 3 meses de gastos fijos) reduce tus deudas corrientes, evalúa el riesgo de tus ahorros para que no se devalúen (por ejemplo, acciones, bonos, fondos, colchón).

En mi práctica como asesora, consultora y educadora, implemento muchos temas como estos porque estoy convencida de que el bienestar financiero crece cuando uno entiende el origen de sus emociones.

Comparte en:

Artículo publicado para la columna: Finanzas Saludables

Ver + columnas

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Completa la operación *