El Director Opina

por Oscar González Estrada

Director del Portal de Noticias y la Revista para Emprendedores Gan@Más desde febrero del 2014. Fue Editor General del Diario de Economía y Negocios Gestión hasta el 23 de enero del 2014, en el que laboró por casi 22 años.

Es periodista por decisión y economista por formación. Estudió en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos la carrera de Ingeniería Industrial durante un año, pero luego postuló a la Universidad Nacional de Ingeniería, en donde se graduó como bachiller en Ingeniería Económica.

Su anterior etapa profesional la desarrolló en el Instituto Nacional de Planificación del Perú, fue asesor del Viceministerio de Economía, del Ministerio de Economía y Finanzas y consultor en varios proyectos del PNUD.

Realiza talleres de periodismo económico y dicta conferencias a nivel nacional e internacional sobre diversos temas de la actualidad  económica. También ha sido moderador de eventos empresariales.

Es miembro del Consejo Consultivo del Instituto Familia & Dinero, junto a destacados profesionales dedicados a la promoción de las finanzas personales.

En abril del 2013 recibió el premio “Presidente de la Cámara de Comercio de Lima a la Actividad Periodística”, por contribuir a la difusión de los principios económicos que ayudan al crecimiento del Perú.

Correo: ogonzalez@revistaganamas.com.pe

Twitter: @OscarGonza23

Ver más articulos de esta columna

Entendiendo el comportamiento de la inversión privada

11:31 20 Julio, 2014 /

Por: Oscar González Estrada

La inversión privada es uno de los principales componentes para dinamizar la economía, su participación en el Producto Bruto Interno (PBI) se elevó desde 14% en el 2004 a 21% en el 2013. También es una variable muy  volátil porque su evolución está asociada, tanto a las expectativas de los empresarios sobre la evolución futura de la economía local y externa, como a la disponibilidad de recursos y las fuentes de financiamiento para los proyectos de las empresas.
Desde comienzos del 2013, la inversión privada se viene desacelerando en forma alarmante. Antes de este año, con excepción del tercer y cuarto trimestre del 2011 (con crecimientos de 8.8% y 9.1%) y todo el 2009 (con tasas negativas), el crecimiento de la inversión privada era de dos dígitos. En el primer trimestre del 2013 creció 8.8% y se fue desacelerando hasta crecer solo 2.5% en el cuarto trimestre de ese año, y en 1.6% en el primer trimestre del 2014. En el primer semestre del 2014 la cifra fue negativa al caer en 0.3% (ver nota aparte).

Para entender mejor el comportamiento de la inversión privada, el BCR ha realizado un estudio que muestra la relación que existe entre la inversión privada con los términos de intercambio (esta variable compara los precios de exportación con los precios de importación y refleja el poder adquisitivo de nuestras exportaciones respecto de los productos que importamos) y con la evolución del sentimiento empresarial, a través de las expectativas que tienen de la economía y la demanda de sus productos.

El estudio muestra que existe una relación directa entre la inversión privada y las variaciones de los términos de intercambio. Así, la inversión privada creció en promedio 11% entre el 2002 y 2012 y los términos de intercambio lo hicieron en 6% anual. En el 2013, la inversión privada creció 6.4% y los términos de intercambio cayeron en 4.7%. Con datos de 1950, el estudio concluye que un aumento de un punto porcentual en la tasa de crecimiento de los términos de intercambio aumentaría el crecimiento de la inversión privada en 0.5 puntos porcentuales.

¿Cómo influyen los términos de intercambio en la inversión? El BCR explica que los términos de intercambio determinan el poder de compra de las exportaciones y, por lo tanto, afectan el nivel de riqueza de un país. Si hay mayor riqueza aumenta el consumo y se dinamiza la economía, influyendo sobre las decisiones empresariales de invertir en ampliar la capacidad de sus instalaciones. Asimismo, un mayor precio esperado de las exportaciones llevaría a mayores utilidades de las empresas y generaría también una mayor inversión.

Por el contrario, cuando hay fuertes caídas en los términos de intercambio se observan disminuciones importantes en la actividad económica, lo cual reduce los ingresos de las empresas, se deterioran las expectativas de los empresarios, y se pueden afectar las condiciones de financiamiento, todo lo cual puede impactar negativamente en la inversión privada en los períodos siguientes.

El informe también demuestra la relación que existe entre la inversión privada y las expectativas de los empresarios (con datos de la Encuesta de Expectativas Macroeconómicas del BCR, y el índice de expectativas de inversión a 6 meses de la encuesta de Apoyo).  Al usar las encuestas del BCR y de Apoyo y la tasa de crecimiento de los términos de intercambio, el estudio concluye que un aumento de un punto porcentual en la tasa de crecimiento de los términos de intercambio aumentaría el crecimiento de la inversión privada un trimestre hacia adelante en aproximadamente 0.2 puntos porcentuales. Por su parte, la variación en los índices de expectativa de la economía a 3 meses y de inversión a 6 meses en un punto porcentual tendría efectos de 0.3 y 0.7 puntos porcentuales en el crecimiento de la inversión privada un trimestre y dos trimestres hacia adelante, respectivamente (ver gráfico).

Entonces cuando uno lee a algunos analistas periodísticos decir que la desaceleración de la inversión privada solo se debe a la pérdida de confianza del empresariado por el intento del Gobierno para que Petroperú compre los activos de Repsol en la Pampilla no es del todo cierto.

Los agentes económicos se muestran más cautos en sus decisiones de inversión si hay incertidumbre en la economía mundial y los precios de las exportaciones son muy volátiles, y de hecho también si sus expectativas sobre la economía local no son tan buenas. Es decir, la coyuntura interna y el contexto externo influyen en el comportamiento de la inversión privada.

Para este año, el BCR ha reducido su estimado de crecimiento de la inversión privada de 6% a solo 3.2% y para el 2015 y 2016 proyecta que crecerá a tasas de 6.2% y 6.5%, respectivamente, considerando los proyectos anunciados y los otorgados en concesión. Esperemos que con el paquete de medidas dadas por el Gobierno para dinamizar las inversiones y reactivar la economía estas cifras puedan ser mayores.

Opinion oscar 2

Comparte en:

Artículo publicado para la columna: El Director Opina

Ver + columnas

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Completa la operación *