El Director Opina

por Oscar González Estrada

Director del Portal de Noticias y la Revista para Emprendedores Gan@Más desde febrero del 2014. Fue Editor General del Diario de Economía y Negocios Gestión hasta el 23 de enero del 2014, en el que laboró por casi 22 años.

Es periodista por decisión y economista por formación. Estudió en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos la carrera de Ingeniería Industrial durante un año, pero luego postuló a la Universidad Nacional de Ingeniería, en donde se graduó como bachiller en Ingeniería Económica.

Su anterior etapa profesional la desarrolló en el Instituto Nacional de Planificación del Perú, fue asesor del Viceministerio de Economía, del Ministerio de Economía y Finanzas y consultor en varios proyectos del PNUD.

Realiza talleres de periodismo económico y dicta conferencias a nivel nacional e internacional sobre diversos temas de la actualidad  económica. También ha sido moderador de eventos empresariales.

Es miembro del Consejo Consultivo del Instituto Familia & Dinero, junto a destacados profesionales dedicados a la promoción de las finanzas personales.

En abril del 2013 recibió el premio “Presidente de la Cámara de Comercio de Lima a la Actividad Periodística”, por contribuir a la difusión de los principios económicos que ayudan al crecimiento del Perú.

Correo: ogonzalez@revistaganamas.com.pe

Twitter: @OscarGonza23

Ver más articulos de esta columna

Empresas ya no tendrán justificación para no invertir en innovación tecnológica

15:02 27 Febrero, 2015 /

Por: Oscar González Estrada

El Congreso aprobó hace unos días el proyecto del Ejecutivo que promueve las inversiones en investigación científica, desarrollo e innovación tecnológica (I+D+i). Ahora las empresas que inviertan en I+D+i podrán deducir estos gastos hasta en 175% en el pago del Impuesto a la Renta si los proyectos son desarrollados directamente por el contribuyente o mediante centros de investigación científica locales, y hasta 150% si es que trabaja con centros extranjeros. Este es un gran incentivo considerando que antes solo se podía deducir hasta un 100%.

La medida significa que el Estado, a través de los impuestos que pagamos, financiará los gastos que las empresas realicen en I+D+i para promover la cultura de innovación en el país. Asimismo, permitirá que las empresas empiecen a desarrollar investigaciones in house o busquen una mayor relación con los centros de investigación para generar nuevos conocimientos que mejoren sus procesos o para lanzar productos innovadores al mercado. Algunos pueden cuestionar por qué todos tenemos que financiar estos gastos de las empresas, pero así lo hacen muchos países con buenos resultados, y es lo que necesitamos para avanzar en el camino hacia la competitividad.

Para acceder a este beneficio tributario las empresas de cualquier tamaño, y dedicadas a todo tipo de actividad, solo tienen que presentar sus proyectos innovadores al Concytec, institución que se encargará de su evaluación y aprobación en un plazo máximo de 30 días hábiles. La presidenta de esta entidad, Gisella Orjeda, ha asegurado celeridad en la aprobación, señalando que es lo que más saben hacer. El primer proyecto de I+D+i presentado al Concytec fue calificado en 27 días, es decir, en un plazo menor al previsto por la nueva norma.

Las estadísticas señalan que los países que lideran el índice de innovación del World Economic Forum, tales como Estados Unidos, Japón, Inglaterra y Bélgica tienen un incentivo tributario a las inversiones en I+D+i. La promoción de estas inversiones es un instrumento importante para estimular la competitividad de las empresas y lograr un crecimiento más sostenido. En la región, México, Chile y Colombia también aplican estos incentivos.

El ministro de la Producción, Piero Ghezzi, estimó que la inversión en investigación científica y desarrollo tecnológico en el país puede elevarse en US$ 500 millones al 2016 con este proyecto aprobado por el Congreso. Dijo “los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), el grupo donde aspiramos a ser incluidos, invierten en promedio 2.4% de su PBI y en América Latina se invierte en promedio 1.75%. El Perú está muy rezagado con 0.12% del PBI, pensamos duplicar esa cifra al 2016 con 0.25% y luego aspirar a llegar al 1% del PBI”.

Es de esperar que el incentivo de la deducción adicional de 75% o 50% tenga un impacto favorable en las inversiones en investigación e innovación tecnológica de las medianas y grandes empresas porque sería un desperdicio que no aprovechen la ocasión. Mientras que en el caso de las pequeñas y microempresas a Produce le queda un gran trabajo por realizar para mejorar sus capacidades administrativas y empresariales, para que luego estas empresa recién empiecen a pensar en innovar. Como dijo la presidenta de Concytec: “si se tiene una microempresa que con las justas está sobreviviendo, cómo puede pensar en una innovación de productos”.

Comparte en:

Artículo publicado para la columna: El Director Opina

Ver + columnas

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Completa la operación *