El Director Opina

por Oscar González Estrada

Director del Portal de Noticias y la Revista para Emprendedores Gan@Más desde febrero del 2014. Fue Editor General del Diario de Economía y Negocios Gestión hasta el 23 de enero del 2014, en el que laboró por casi 22 años.

Es periodista por decisión y economista por formación. Estudió en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos la carrera de Ingeniería Industrial durante un año, pero luego postuló a la Universidad Nacional de Ingeniería, en donde se graduó como bachiller en Ingeniería Económica.

Su anterior etapa profesional la desarrolló en el Instituto Nacional de Planificación del Perú, fue asesor del Viceministerio de Economía, del Ministerio de Economía y Finanzas y consultor en varios proyectos del PNUD.

Realiza talleres de periodismo económico y dicta conferencias a nivel nacional e internacional sobre diversos temas de la actualidad  económica. También ha sido moderador de eventos empresariales.

Es miembro del Consejo Consultivo del Instituto Familia & Dinero, junto a destacados profesionales dedicados a la promoción de las finanzas personales.

En abril del 2013 recibió el premio “Presidente de la Cámara de Comercio de Lima a la Actividad Periodística”, por contribuir a la difusión de los principios económicos que ayudan al crecimiento del Perú.

Correo: ogonzalez@revistaganamas.com.pe

Twitter: @OscarGonza23

Ver más articulos de esta columna

El reto de lograr ciudades sostenibles

11:23 22 Abril, 2014 /

Por: Oscar González Estrada

Hoy se celebra el Día Internacional de la Madre Tierra, que  supone reconocer que nuestro planeta y sus ecosistemas nos proporcionan la vida. También debe ser una fecha para reconocer la responsabilidad que tenemos de cuidar y promover la armonía con la naturaleza, desde ahorrar la energía o el agua que consumimos hasta reciclar los desperdicios que botamos a la basura.
En nuestro país y en el resto del planeta se hace poco por cuidar nuestro hábitat. Se siguen deforestando los bosques, utilizando indiscriminadamente los recursos no renovables, y muy pocos se preocupan por tener ciudades sostenibles y enfrentar con firmeza los problemas del cambio climático.

En Lima y el resto de ciudades del interior, cada vez hay menos áreas verdes.  La migración a las grandes ciudades está arrasando terrenos de cultivo, y dando paso a las construcciones para viviendas e industrias, lo cual podemos comprobar cuando vamos hacia el norte, el sur o el centro del país. Los poblados ya están en toda la ruta hasta Ancón y un poco más allá, o por el sur, casi hasta Cañete. Las ciudades crecen en forma desordenada y sin planes urbanísticos.

La creciente demanda que ejercemos sobre  nuestros ecosistemas (que cada vez se degradan más), está agravando el problema e incrementando los riesgos y la vulnerabilidad de nosotros mismos. El problema se complica por los cambios climáticos bruscos que se presentan, como las sequías, deshielos, etc. Y lo peor es que este problema afecta más a las poblaciones rurales y a las personas con menos recursos porque tienen menos acceso o control para protegerse.

A los municipios les toca poner en marcha proyectos eficientes en el recojo de basura y gestionar las áreas verdes de manera sostenible. No puede ser que en épocas de lluvia, las cisternas de algunos municipios salgan para regar a chorros los parques, o el recojo de basura lo hagan ensuciando más las calles. Se puede promover la propuesta que en su momento lanzó el presidente del BCR para que las azoteas de las viviendas se conviertan en huertos. Con el apoyo de los municipios se podría lograr que mucha gente que se queda en casa con más tiempo disponible, pueda tener un bio huerto que le de sustento y además le sirva de distracción y relajamiento.

A los gobiernos regionales les toca poner mano dura para evitar la deforestación de los bosques, parar el avance de la minería informal, ejecutar proyectos contra el deshielo de los nevados, los desbordes de los ríos y la conservación de nuestros recursos naturales, entre otras tareas urgentes.

Y en general, a todos nos toca poner nuestro granito de arena para no hacer que nuestro planeta siga deteriorándose aceleradamente y logremos comunidades más armónicas para las generaciones presentes y futuras.

Comparte en:

Artículo publicado para la columna: El Director Opina

Ver + columnas

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Completa la operación *