CIDE PUCP Contigo

por CIDE PUCP

El Centro de Innovación y Desarrollo Emprendedor  (CIDE – PUCP) es la unidad de la Pontificia Universidad Católica del Perú dedicada a la promoción de la cultura emprendedora dentro y fuera de la comunidad universitaria, que promueve la creación y el desarrollo de empresas, a las cuales brinda una formación integral, conocimientos y respalda su ingreso en el mercado nacional e internacional.

¡Transformamos emprendedores en empresarios!

Ver más articulos de esta columna

¿Por qué las PYMES deben tener presencia en Internet?

11:46 27 Julio, 2014 /

Por: CIDE PUCP

Las exigencias del cliente han evolucionado, no sólo basta enfocarse en la efectividad del servicio o calidad del producto, sino también, en la percepción.

Frente a un gran número de competidores, que si bien pueden ofrecer el mismo servicio o producto  por su naturaleza similar en la satisfacción de necesidades, diferenciarse es vital para lograr el éxito en los negocios y extender el plazo de existencia en el mercado.

Lanzar una buena propuesta de valor ya no es suficiente, sino, también es importante ofrecerlo de manera eficaz, sin que se pierda  la calidad al transmitir el mensaje.

Ahora es más que obligatorio ganar posicionamiento en el mercado y en la mente del consumidor, puesto a que las exigencias del cliente han evolucionado y los factores de compra han aumentado. No sólo basta enfocarse en la efectividad del servicio o calidad del producto, sino también, en la percepción.

Existen varios factores a tomar en cuenta para mejorar la calidad del servicio en el negocio, por ello, debemos enfocarnos en mejorar la atención que se brinda al cliente, tomar en cuenta la velocidad de respuesta, atender lo que necesite (escucharlo), generar confianza en ellos, proporcionar información correcta del producto o servicio y no olvidar hacer el seguimiento a los distintos casos que presenten los clientes.

Mirando desde el punto de vista de producción, con elevar nuestros estándares de calidad y cumplir con nuestros procesos, todo queda listo para la fase de distribución y ejecución, y acá va sólo una parte de la función de todo negocio, generar valor; pero es a partir de la comercialización donde, en estos tiempos sobretodo, la intangibilidad de lo que ofrecemos adquiere mayor protagonismo, puesto que no solo es exposición de nuestros productos y sus respectivas propiedades, sino que van adheridos beneficios añadidos no relacionados directamente a la estructura de nuestra oferta, como por ejemplo, la calidad de servicio, la rapidez y garantía, etc, e incluso beneficios que hacen efecto en tiempo futuro, como servicio post venta, promociones continuas, delivery sin costo y una infinidad de “etc´s” que terminarán por mostrar una clara diferenciación frente a los demás competidores.

Para llegar a esa ansiada diferenciación, hay que ampliar nuestra visión de la gestión comercial para llegar a conquistar, más que la compra misma, el deseo de compra de nuestros potenciales clientes; por ello hay herramientas en las que deben apoyarse como el CRM fidelización de clientes, Branding para negocios emergentes, optimización en nuestro servicio al  cliente, entre otros.

Definitivamente así como van evolucionando los factores de compra y elección de nuestro público objetivo, en modo paralelo deben seguir evolucionando nuestros métodos para llegar a ellos.

Comparte en:

Artículo publicado para la columna: CIDE PUCP Contigo

Ver + columnas

One Comment

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Completa la operación *