¡A quemarropa!

por Alonso Mujica

Alonso Mujica es Gerente de Timov. Él es un emprendedor en tecnología que se ha desempeñado en cargos comerciales para empresas del rubro, además de consultor en digital y comunicaciones: la más reciente la campaña presidencial de Peruanos por el Kambio (PPK) en el 2016. En el 2014, inició Timov como el primer medio digital de startups y tecnología del Perú para luego llevarlo hacia educación y conferencias. Ha ganado el primer puesto del Startup Weekend Lima, 2do Lugar en Hackaton El Niño en UTEC y el E100 de Lima que premia a los emprendedores con más potencial de la ciudad. Es ingeniero industrial de la Universidad de Lima y tiene una especialización en Trade Marketing en la UPC.

Ver más articulos de esta columna

Experiencias gringas sobre cómo hacer negocios tech

12:53 17 Febrero, 2017 /

Por: Alonso Mujica

Estuve unas semanas por Estados Unidos, entre Diciembre del año pasado y este mes de Enero. Durante ese trayecto dediqué varios días a visitar San Francisco, Silicon Valley y Las Vegas. Esta última ciudad, para los que no han tenido la bendición de participar, alberga al Consumer Electronics Show (CES) desde hace más de 50 años durante la primera semana de enero. Esta es una de las ferias de tecnología más importantes del mundo y los anuncios que se realizan allí marcan parte de la pauta de lo que será la industria durante los próximos 12 meses. El CES reúne además a fabricantes, clientes, marcas, multinacionales y demás en una sola gran cumbre.

Por otro lado, la llamada “Bay Area” que comprende la región californiana donde se ubica San Francisco, Silicon Valley (que agrupa a una serie de ciudades todas con una espectacular movida tecnoló- gica como Palo Alto, Sunnyvale, Cupertino, etc.), Hayward y demás. Sobre este lugar, que alberga una de las mayores concentraciones de desarrollo, investigación, ciencia y tecnología del mundo, se ha hablado y escrito infinitamente por lo que enfocaré las siguientes líneas en compartir algunos aprendizajes sobre mis días y experiencias gringas de cómo hacer negocios tech:

1. Reputación

Desde la primera vez que pisé Silicon Valley, puntualmente una aceleradora de negocios (Plug And Play), pude conocer e intercambiar con muchas personas a cargo de programas de aceleración, fondos de venture capital, emprendedores destacados y demás. Lo cierto es que si bien la cultura por estos lares es abierta, en el sentido de compartir, no es tampoco cosa de todos los días conseguir este tipo de reuniones… La reputación y trayectoria de las personas es lo que hace que a uno se le abran las puertas “fácilmente” y que la gente quiera trabajar con uno. Y no, no hablo de la mía (yo en SV soy un NN), hablo del que fue mi anfitrión, por esos lares: un peruano con más de 15 años por allá y una trayectoria destacada e impecable: Rodrigo López.

2. Filosofía de trabajo

“¿Cómo pretendes construir una billion dollar company si te vas todas las semanas de “early friday”, te tomas “almuerzos” de 3 horas y durante el fin de semana te dedicas a la joda y al relajo y no avanzas nada de tu compañía?” Con esto tampoco se trata de que te vuelvas un esclavo corporativo de ti mismo… sin embargo, las preguntas son claras (me las hizo un advisor que vive allá) respecto de cómo deberías llevar las cosas si es que en verdad quieres comerte al mundo. Y comerte el mundo no es un trabajo que se hace part time ni haciendo solo cosas bonitas, es necesario erradicar ese tipo de cultura que desvirtúa lo que de verdad implica construir una compañía valiosa.

3. Partners

Estuve en un Demo Day por allá donde la audiencia estaba compuesta por ejecutivos de corporaciones importantes de los sectores a los cuales pertenecen las startups del evento y por inversionistas. La mayor parte de las startups no buscaba inversión sino estaba buscando “partners” es decir: hacer alianzas con estas grandes compañías para probar una solución, salir con un demo o hacer un joint venture para aprovechar sus canales de distribución con el fin de darle viabilidad económica a la startup. Interesante que las startups de la meca estén muy enfocadas en buscar esta clase de alianzas como prioridad previa al financiamiento… Mientras que acá muchos predican falsamente que el único motivo por el cual no surgen las startups en el Perú es el financiamiento y muchos tienen también la falsa creencia de que para hacer tu emprendimiento hay que esperar la plata e invierten gran parte de su early stage en postular a grants y buscar a inversionistas. ¡Qué equivocados que estamos!

4. El startup como un player serio 

Lo mencioné hace un rato con el tema de los asistentes al Demo Day: ejecutivos de empresas top. Y en el CES de Las Vegas hay todo un stage dedicado exclusivamente a startups (Eureka Park). Es decir: los gringos ven a la startup como un posible player serio para hacer negocios. Evidencia fáctica hay: si no fuera así no irían a buscar deals potenciales en estos demo days y una de las ferias de tecnología más importantes del mundo no tendría pasillos de pasillos dedicados a startups y un escenario dirigido por una aceleradora de negocios (Techstars) para hacer charlas y eventos de networking. El CES es un evento donde se concentran las relaciones más importantes de la industria de la electrónica de consumo, por algo es que allí están las startups también. Por estos lares, nos siguen viendo como “esos mocosos rebeldes” o “esos millenials”… se necesita un recambio urgente de mentalidad porque lo cierto es que las grandes empresas SÍ necesitan de las startups, algunas en forma muy urgente y ni cuenta se han dado.

5. Ecosistemas de verdad

Existe un camino donde el conocimiento y la tecnología fluye desde la investigación científica realizada en la universidad, y en los laboratorios científicos y luego es aprovechada por la gran y la nueva empresa para hacer desarrollos nuevos que se traducen en prototipos, innovaciones para productos o procesos existentes, nuevos productos, etc. Los empresarios los usan para construir compañías o aplicarlas en sus compañías actuales y los inversionistas o aceleradoras financian cuando se trata de lucro o los gobiernos respectivos financian cuando se trata de research, nuevos desarrollos o futuras compañías incluso. Todo esto enmarcado en una cultura donde el conocimiento, la experiencia y el aprendizaje debe ser compartido y que ha sabido atraer una alta cantidad de capital humano de todo el mundo que quiere ser parte de él.

Ojo al piojo: nosotros como peruanos de ninguna manera debemos apuntar a construir un Silicon Valley peruano, se trata de tomar algunas de las prácticas y filosofías de trabajo para plantear un camino adaptado a nuestra realidad. Eso por un lado y por el otro es importante tomar en cuenta que competimos con el mundo no solo con el Perú… por ello es bueno tener en cuenta qué están haciendo los líderes actuales si es que queremos ser realmente una competencia. Los gringos son bravos… ¡Que la fuerza nos acompañe!

Comparte en:

Artículo publicado para la columna: ¡A quemarropa!

Ver + columnas

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Completa la operación *